Capítulos imprescindibles para elaborar un cuento sobre una adopción

Capítulos imprescindibles para elaborar un cuento sobre una adopción

La decisión de adoptar. Cada familia deberá encontrar una manera particular de explicar al nuevo miembro el por qué de la decisión de adoptar. Hay que hacer hincapié en que fue una decisión gozosa y una alegría. Puede contarse, de manera lúdica y siempre pensando en la edad del niño o niña, la búsqueda de agencias, contactos, noticias, reuniones; puede hablarse de las personas que formaron parte del proceso, de los trámites, de las entrevistas, etc. Se puede explicar cómo fue la espera, los preparativos, el acondicionamiento de la habitación, el tiempo que transcurrió desde la decisión hasta el final, los sueños que albergaban quienes le esperaban, la ilusión por tener un hijo o hija. Puede incluirse en el cuento la correspondencia que se mantuvo con el orfanato, las fotos que se intercambiaron, las sensaciones que ello provocaba.

Los orígenes. Se trata de proporcionarle cuantos datos sean posibles sobre su origen para que tenga un conocimiento que no le permita fantasear de forma inadecuada y para que asiente su historia vital sobre elementos fidedignos. No hay que inventar historias fantasiosas aunque sí cuidar cómo se le cuenta su historia. Se puede hablar del país de origen añadiendo alguna foto, algún cuento típico de allí para niños o leyendas para los adolescentes, recuerdos que quizá haya traído, el idioma, fiestas, comidas, clima, algún hecho histórico importante, kilómetros de distancia con España, qué países se sobrevuelan para llegar aquí, añadir un mapamundi, etc.

Hay que explicarle que tiene unos padres biológicos como los demás niños, que estuvo  nueve meses en la tripa de la mamá pero que, en su caso, no pudieron hacerse cargo por determinados motivos (explicarlos si procede) y que por ello sus papás de origen decidieron que lo mejor era que se ocupara de él otra familia, para que estuviera bien y fuera feliz. Se puede hablar del orfanato, del tiempo que vivió allí, de los cuidadores, del resto de niños, de cómo era el sitio que los papás visitaron por primera vez, cómo fue el viaje a España, etc.

La familia. Se trata de contarle a qué familia ha llegado y cuáles son sus miembros. Hay que proporcionarle todos los datos que puedan hacerle sentirse seguro y protegido para evitar la sensación de provisionalidad. Se puede hablar en un principio de mamá y papá (o de la unidad familiar de la que se trate) y de su historia, de cuando fueron niños, de sus colegios, sus viajes, cómo se conocieron, su boda, etc. Luego se puede continuar por el resto de miembros de la familia. Es conveniente explicarle los nombres, apellidos, lo que significan, cuáles serán los suyos, por qué va uno delante del otro, etc. para que sepa que es un miembro más de la familia.  Que sienta que ha llegado a un nido que lo acoge con amor.

Add Comment