Para finalizar el abanico de formatos de cuentos personalizados, te presentamos los videos personalizados. Se crean compaginando imágenes y voz o textos, es decir, fotografías, imágenes en movimiento y/o vídeos más la locución o mensajes escritos. Además, puedes aportar tus propias grabaciones realizadas con el móvil, por ejemplo. En este caso, el proceso de creación es el mismo. Se envía un cuestionario al que debes responder con la información necesaria para su creación. Luego se elabora el cuento del estilo  deseado: realista, infantil, de ficción, fantástico, romántico, medieval, etc. Después enviamos la narración para que la revises y cuando está a tu gusto, grabamos el audio sobre el montaje de vídeo. Los realizamos para eventos particulares (bodas, despedidas, bautizos, aniversarios, comuniones, etc.) pero también para empresas (video marketing) que desean comunicarse con sus públicos internos y externos, promocionar productos y servicios, mejorar su posicionamiento web, etc.

Videos personalizados: la película donde tú eres el protagonista

Los videos personalizados son una película en la que los protagonistas pueden verse y escuchar su historia o la de sus amigos y seres queridos, ésa que le entra por los ojos y los oídos y que queda grabada en su retina. Para ello, necesitamos fotografías que recojan aquellos momentos pasados y presentes que deben aparecer en el cuento para hacerlo más completo. Por supuesto, puedes enviar tus propios videos con saludos para los homenajeados, comentarios, dedicatorias, etc. También podemos insertar otros elementos gráficos como dibujos y documentos que aporten valor biográfico al video personalizado.

Son ideales para regalar a profesores, por ejemplo. Para estos cuentos podemos realizar un montaje con las fotos de los niños, con fotos de grupo, con los trabajos realizados durante el curso, con las fotos del profesor o de la profesora y con grabaciones de los alumnos. El resultado será un cuento emocionante que podrá conservarse con cariño por mucho tiempo. Además, tiene la ventaja de que un solo cuento puede servir para regalar y regalarse. Sus destinatarios no tienen límite. Son perfectos también para bodas, comuniones, aniversarios, despedidas de solteros y solteras, cumpleaños, jubilaciones, asociaciones y federaciones, etc.

Si quieres hacerte una pequeña idea del resultado, aquí podrás ver un ejemplo de ficción: